Sobre mi

Me gustaría ser princesa de un cuento de vampiros. Los de hadas ya están pasados de moda. Por lo menos para mí.

Cumplo años y con ellos me entretiene cada vez más la cocina. Investigar, innovar, crear, divertirme en definitiva. Este blog es todo un reto. Un reto que lleva en el aire muchos cafés y alguna que otra caña en los que amigos y familia me empujaban a compartir ‘mi arte’ como ellos dicen, con el resto.

Todo lo que sé de repostería me lo ha enseñado mi madre. Ella es quien me ha educado en lo más importante: concinar con amor. Poner en cada plato ese ingrediente esencial llamado paciencia que quita los grumos de las natillas y monta la nata que da gusto. El mismo que hace que todo sepa rico, a casa, a libreta de la abuela Pilar, a confianza. Así que a ella le debo estas páginas digitales. A mi madre y a la red. Sin internet y todos los blogueros que han volcado su buen saber en el universo cibernético,  nunca habría descubierto qué es un cupcake, si se puede congelar o no el fondant o cómo trabajar el chocolate. Eso y tantos trucos que en más de una ocasión me han sacado de un apuro.

Por lo demás, me gusta pensarme contadora de historias, soy soñadora, creativa  y una loca de esa red social llamada Tuíter.

Si te gusta lo que lees, puedes pasar. El horno está encendido y algo se está cociendo.

¡Bienvenido!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s