Galletas Navideñas de mantequilla y nueces

¡Qué frío hace! Ya estamos de lleno en ‘modo polar’… Lo bueno es que estos días -que aborrezco, por cierto-, el horno es un aliado perfecto para caldear el ambiente y alimentar el olfato.

Hoy hablamos de galletas. No soy muy fan de historiarlas demasiado, pero lo cierto es que preparando estas me he divertido bastante. Quería sorprender con algo diferente a mis padres y sus amigos en una cena y me acordé de una idea de la que me habló mi amiga Rocío: ‘indicadores de sitio’ con galletas personalizadas. Y teniendo en cuenta la cercanía de la Navidad me propuse hacer unas galle-bolas para que los invitados al llegar las encontrasen sobre sus platos y supieran qué lugar ocupar y para que además, les sirvieran para decorar -si resistían la tentación de probarlas…- el árbol de Navidad.

20121218-015104.jpg

La receta de estas galletas es tan sencilla como sabrosa. Diría que más que de galleta tienen textura de pasta de té, porque son muy finas. Solo necesitamos harina, mantequilla, nueces (alguna vez las he hecho con almendra en vez de nuez y salen muy bien también), azúcar glass y un pellizquito de sal. Y por supuesto todo lo que queramos utilizar para decorarlas.

Nunca había hecho galletas decoradas con fondant. Es la primera vez y seguro que repetiré en algún momento, porque aunque son laboriosas, me parecen un un regalo perfecto y divertido para multiples ocasiones. Eso sí, como siempre ocurre con las galletas cuya base es la mantequilla, el secreto para que la masa quede en su punto, es que la tengamos a temperatura ambiente. Y eso, en estas fechas en las que a arrecia viento polar, sólo se consigue sacándola con un día de antelación de la nevera. Es decir, si tienes pensado hacer galletas de mantequilla hoy, tenías que haber sacado la mantequilla ayer de la nevera… Sí no lo hiciste… a otra cosa, mariposa…

¿Qué necesitamos?

  • 125 gr. de mantequilla a temperatura ambiente. Lo que yo hago es sacar la mantequilla del frigo la noche antes, trocearla en cuadraditos y dejarla en un bol tapada con un paño hasta el día siguiente.
  • 250 gr. de harina de trigo.
  • 75 gr. de azúcar glass. He leído en alguna ocasión que “no sirve” el azúcar glass molido en casa… Sin embargo yo es el que uso (bien molido con la termomix o con el molinillo de café). Lo tamizo un par de veces si quiero asegurar finura, pero nunca me ha dado un mal resultado.
  • Un puñado de nueces pulverizadas (unos 25 gr.). También hay que pulverizarlas bien y sí, tamizarlas. Tienen que quedar como polvo. Es fundamental para que luego las galletas queden lisas y podamos decorarlas a nuestro gusto.
  • Un pellizco de sal.
  • Cortapastas.
  • Una pajita.
  • Leche condensada para pegar el fondant a las galletas.
  • Fondant de colores.
  • Diferentes Sprinkles para decorar.
  • Cordelitos o lazos para colgar las galletas.

Con estas cantidades me salieron 20 galletas grandes y alguna chiquitaja que hice con los recortes.

El día antes (sí, justo después de sacar la mantequilla de la nevera… ), preparé las figuras de fondant que quería poner en las galletas. En mi caso utilicé unos cortapastas navideños que tenía por casa. Teñí el fondant, lo estiré, lo corté y ayudándome de leche condensada, fui pegando diferentes sprinkles (aquí os dejo un post genial en el que explican qué son y cómo podemos hacerlos en casa) a las distintas figuras.

Galletas Decoradas Navidad

¿Cómo lo hacemos?

1. Lo primero es batir bien la mantequilla hasta llevarla al llamado Punto Pomada. Para ello tenemos que batir con las varillas hasta que obtengamos una textura cremosa, como de pomada y de color blanquecino. Y para poder hacer esto con la mantequilla, necesitamos que esté a temperatura ambiente. Si lo intentáis con la mantequilla fría, os quedaréis sin varillas y además no conseguiréis convertirla en pomada por mucho que batáis… Y si derretis la mantequilla, lejos de obtener pomada, obtendréis mantequilla líquida y no sirve tampoco…

2. Cuando ya tenemos la mantequilla en pomada, vamos añadiendo poco a poco el azúcar glass sin dejar de batir en ningún momento hasta que lo tengamos todo integrado con la mantequilla y quede una crema algo más espesa y firme.

3. Añadimos ahora las nueces previamente pulverizadas y las mezclamos bien con la masa, con ayuda de las varillas.

4. Dejamos las varillas y cogemos una buena espátula o cuchara de palo con la que comenzamos a añadir la harina. Añadimos una cucharada y la integramos bien con el resto, otra más y mezclamos, y así hasta terminar con los 250 gr. de harina. Veréis que llega un punto en el que la masa parece que ya no coge más harina, yo en ese momento, paso la mezcla a un papel sulfurizado y termino de amasarla con las manos consiguiendo que la mezcla quede perfectamente integrada.

5. Una vez bien mezclada la masa formamos con ella una bola y la dividimos en dos partes iguales.

((Aquí hago un stop. Hay quien directamente deja reposar la masa hecha una bola. Yo prefiero dejar la masa reposando estirada, de esta forma, una vez reposada, sólo tengo que ponerme a cortar las galletas.))

20121218-010053.jpg

6. Ahora toca estirar la masa. Para ello, ponemos la primera porción sobre un papel de horno, y le colocamos otro papel por encima y sobre este, comenzamos a estirar con el rodillo hasta que obtenemos un gosor aproximado de medio centímetro. Evidentemente no he medido las galletas… esto es un poco a ojo. Eso sí, tened en cuenta que si queréis poner mucho peso en la galleta, quizá convenga dejarla un pelín más gordita.

Una vez hecho esto, quedarála la galleta entre medias de los papeles de hornear. Repetimos la jugada con la segunda porción: papel – masa – papel y estirar hasta lograr el grosor deseado.

7. Despejamos una balda del frigorífico y buscamos una bandeja que quepa en ese espacio. Sobre la bandeja, colocamos las dos masas, una encima de otra y las metemos en frigorífico un mínimo de dos horas para que reposen, se endurezcan y luego sea más fácil darles forma con los cortadores. En este punto podríais congelar la masa y dejarla preparada para cortar y hornear las galletas otro día.

8. Preparamos la bandeja de horno en la que vayamos a cocer las galletas y también organizamos los cortapastas que vayamos a utilizar. En este caso yo escogí uno redondo para simular las bolas de Navidad y una pajita para hacer el agujero por el que meter el cordón para poder colgar la bola.

9. Sacamos la primera ‘placa’ de masa de la nevera, le quitamos el papel de hornear de arriba y vamos cortando las galletas con el cortador redondo. Apretamos con fuerza, pero también con delicadeza para que la forma salga lo más limpia posible. Y con ayuda de una pajita, hacemos un pequeño agujero a medio cm de uno de los bordes de la galleta que será por el que luego pasaremos el cordón de nuestra bola navideña. Conforme vayamos cortando galletas, las iremos pasando a la bandeja de horno, dejando una separación de unos dos cm entre unas y otras.

10. Una vez que tenemos todas las galletas cortadas, las metemos nuevamente unos 10 minutos en la nevera para que cuando las horneemos no pierdan la forma. Aprovechamos ahora para encender el horno a 170º.

11. Sacamos las galletas de la nevera y las metemos en el horno a 160º. Es importante estar pendiente, porque se hace muy rápido y se ponen morenitas ‘en exceso’ con mucha facilidad. Así que yo programo siempre 10 minutos y a partir de ahí, cuando veo que están doraditas las saco. Éstas de las fotos las tuve 15 minutos exactos.

12. Pasado el tiempo de horneado las sacamos del horno y las dejamos enfriar.

13. Una vez frías las galletas, con mucho cuidado vamos pegando con leche condensada las formas de fondant a las galletas y vamos decorandolas como nos guste. En mi caso, utilicé fondant, sprinkles y glasa real para poner los nombres de cada uno de los invitados.

14. Finalmente y con mucho cuidado, ponemos un cordelito a cada galleta para poder colgarlas del árbol. Como su función en mi caso, era la de indicar el sitio de cada comensal en la mesa, las envolví con papel de celofán transparente y las coloqué en la mesa sobre cada uno de los platos.

Galletas Decoradas Navidad

Yo no estuve en la cena, pero me contaron mis padres que causaron sensación =)

¡Feliz Adviento! porque para Navidad todavía quedan unos días 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s