Magdalenas

No hay día en que no me sorprenda por alguno de los pensamientos y sentimientos encontrados que danzan por mi cabeza y mi corazón… Especialmente en días como hoy, 20 de noviembre, en el que se conmemora el Día Universal del Niño. Y es que me han encargado para esta tarde una cajita de magdalenas. Y mientras las sacaba del horno no paraba de rondar por mi mente la misma pregunta… ¿cuántos millones de niños nunca habrán podido disfrutar de algo tan sencillo como una magdalena?

Es curioso escribir sobre magdalenas en esta fecha en la que el mundo -y especialmente mi trabajo con Project RED – me recuerda que la realidad de muchos niños, dista mucho de sus derechos. Un martes de noviembre en el que celebro mi 11.567 cumpledías, consciente de que -desgraciadamente- 20 millones de niños están en riesgo de nunca celebrarlos y de que si no lo remediamos pronto, la crisis seguirá haciendo estragos entre los más pequeños en nuestro país y en muchos otros. Es lo injusto, lo dificil, lo sarcástico y lo angustioso -a veces- de vivir en un mundo de prioridades sospechosas.

Pero no hay que perder la esperanza. Otro mundo es posible. Hoy os dejo la receta, confiada en que algún día todos los niños del mundo puedan mordisquear con gusto una buena magdalena.

Lo que vamos a necesitar:

  • 250 gr. de harina
  • 200 gr. de azúcar moreno
  • 3 huevos grandes
  • 180 ml. de aceite de oliva de una variedad suave
  • 50 ml. de nata
  • 10 gr. de levadura
  • Una pizca de sal
  • Ralladura de limón y naranja
  • Chips de chocolate

¿Cómo lo hacemos?
En un bol batimos bien batidos los huevos. Dadles aire, es importante para que luego la magdalena esté esponjosa. Cuando los tenemos bien batidos añadimos el azúcar a cucharadas y mezclamos bien. Vertemos el aceite, mezclamos y agregamos la nata. Batimos bien con las varillas. Turno ahora para la harina tamizada con la levadura y la sal. Añadimos y mezclamos. Por último incorporamos a la mezcla la ralladura de naranja y limón y removemos.
Rellenamos con la masa los moldes para magdalenas procurando no llenarlos más de 3/4 de su capacidad. Es el momento de añadir los chips de chocolate, que debéis dejar caer sobre la masa. Yo suelo dejar reposar la masa unos 20-30 minutos -depende de como ande de paciente…- antes de hornearla. Es el momento de poner el horno a precalentar a 200º (temperatura arriba y abajo). Una vez el horno ha cogido temperatura, lo bajamos a 180º e introducimos a media altura los moldes. Tardan en cocinarse unos 15-20 minutos, aunque depende del horno…
¡Disfrutadlas!
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s