Cupcakes de Melocotón y Vainilla

¿¿Veis como era pronto?? Los cupcakes de melocotón y vainilla son siempre un acierto. Y además un acierto exprés porque son muy sencillos y rápidos de elaborar. Estos que os traigo hoy nacieron cuando me vino a la memoria adaptar a cupcake el bizcocho rápido de melocotón de webos fritos que ya se ha convertido en todo un clásico en mi casa. Y con los trocitos de melocotón, un suave frosting de vainilla.

Estos van dedicados. A Alfon que se los comió con los ojos cuando los publiqué en Tuíter y a mi prima Elvi, que se ha ganado a la fuerza un par de clases de cocina en cuanto se deje caer por los Madriles.

Dicho esto, vamos a ello:

Lo que vamos a necesitar para los Cupcakes (salen unos 12)

  • 2 tazas de harina.
  • 70 gr. de azúcar.
  • Medio sobre de levadura (más o menos unas tres cucharaditas rasas).
  • Un pellizco de sal.
  • Un huevo mediano.
  • 1/4 de taza de aceite vegetal.
  • 8 mitades de melocoton en almibar.

Para el frosting de vainilla:

  • 250 ml. de queso crema.
  • 100 gr. de azúcar glas tamizado.
  • 1 sobre de azúcar avainillado.
  • Unas gotitas de esencia de vainilla.

¿Cómo lo hacemos?

Antes de comenzar, precalentad el horno a 180º.

En un bol mezclamos los ingredientes secos ( harina, levadura, azúcar y sal) y en otro ponemos los húmedos (aceite vegetal y el huevo) y unimos bien con las varillas. Agregamos el bol con ‘los secos’ a la mezcla de aceite y huevo y removemos con movimientos suaves. Entonces incorporamos el melocotón cortado en trocitos y un chorrito del almibar y seguimos removiendo hasta que veamos que todo está bien integrado. En ese momento repartimos la mezcla en los moldes elegidos llenando 3/4 partes de cada uno. Y metemos al horno a 180º de 15 a 20 minutos.

Mientras se hornean los cupcakes preparamos el frosting. Montamos el queso crema (yo en esta ocasión he utilizado Mascarpone, otras veces lo hago con Philadelphia, aunque lo varío un poquito…) con las varillas y le vamos añadiendo poco a poco el azúcar glass, el avainillado y la esencia de vainilla. Una vez bien mezclado, lo metemos en la nevera y lo dejamos reposar.

¿Cómo los decoramos?

La realidad es que puedes hacerlo como prefieras. A mi es la parte que me parece más divertida… ¡imaginación al poder! Yo esta vez utilicé la manga pastelera con la boquilla 1M de Wilton para hacer unas pequeñas rosas en cada bizcochito. El procedimiento es muy fácil: rellenas la manga pastelera con el frosting bien frio y colocando la boquilla en el centro del cupcake vas dibujando (presionando la manga con firmeza) un círculo completo en el sentido de las agujas del reloj. Aquí tenéis un tutorial de Alma, de Objetivo Cupcake Perfecto con el que lo vais a coger en seguida.

Primera entrada superada… 🙂

¡Hasta pronto!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s